Pese a que el sector de la infraestructura y la construcción ha avanzado lento en el tema de la digitalización de sus procesos, el contexto de la pandemia ha sido un gran impulsor de la transformación digital en la industria de la construcción. Esto es importante si se tiene en cuenta que la digitalización de los procesos constructivos puede representar una oportunidad para mejorar considerablemente la productividad y la rentabilidad de los proyectos.

La transformación digital de la construcción antes del COVID-19

Antes de la pandemia algunas tecnologías fueron adoptadas en proyectos y empresas, aunque aún a pasos lentos en contraste con otros sectores. Por ejemplo, ya había empresas de construcción que habían adoptado tecnologías como ERP, BIM, drones, entre otras. Con la llegada del COVID-19 en vista de que el sector se manifestó como la industria esencial durante la pandemia, la tendencia hacia la transformación digital se aceleró, así surgieron diferentes soluciones tecnológicas y financiadores de estas.

Las nuevas ofertas tecnológicas para el sector apuntaron a los dueños de las empresas quienes, ante la situación ocasionada por el coronavirus debieron buscar nuevas formas de comunicarse tanto interna como externamente; así como también monitorear el progreso de los proyectos, gestionar el trabajo de sus empleados; la seguridad en el sitio de trabajo, entre otras acciones que, en el contexto de la pandemia debían hacerse, en su mayoría, de forma remota.

Primeros pasos de la aceleración de la transformación digital

Los primeros días de la pandemia fueron difíciles para el sector. No solo se detuvieron las obras, sino que, una vez que estas se reactivaron, los dueños de las empresas tuvieron que adaptarse a las restricciones relacionadas con el COVID-19 para volver a operar.

Una vez reiniciadas las actividades o incluso desde la detención de las obras, las empresas tuvieron que idear nuevas formas de comunicarse de manera remota. Así hallaron soluciones en plataformas como zoom que facilitaran las reuniones de los equipos y las capacitación de los empleados. Esta no fue la única medida que se implementó; a la anterior se sumó la gestión de proyectos en plataformas basadas en la nube que facilitaran la colaboración entre todos los involucrados de forma online; así como la implementación de BIM. Todo ello con la finalidad de que todos los interesados pudieran ver y saber qué estaba sucediendo en el sitio de trabajo, en tiempo real, sin necesidad de moverse de sus hogares.

Respecto al BIM, este se volvió esencial en muchos proyectos, ya que no sólo permitía supervisarlos, sino anticiparse a errores. Esto último, en especial, en combinación con la realidad virtual y aumentada. Otra herramienta tecnológica que se volvió una aliada de la construcción fue el uso de drones, los cuales ya no sólo eran usados para tomar fotografías de los proyectos y realizar inspecciones, sino también para rastrear el progreso del proyecto, monitorear las existencias de materiales, inspeccionar el sitio antes de la licitación, realizar el seguimiento de la ubicación de personas y equipos, etc.

En cuanto a la telemática, su valor se consolidó para los administradores de flora durante la pandemia. Ésta permitió el monitoreo del estado de la flota a distancia, del mismo modo, aseguró que el trabajo de servicio se concluyera con la menor interacción y cantidad de viajes posibles.

Las tecnologías anteriores, no son las únicas que han crecido durante la pandemia, a las anteriores podríamos sumar el uso de e-ticketing para reducir la interacción entre inspectores y conductores; la creación de estaciones de registro para minimizar la posibilidad de que una persona positiva para COVID-19 acceda y propague el virus; sistemas de rastreo de contacto y monitoreo de salud; por último, también la creación de nuevas bolsas de trabajo de construcción.

¿Cuál es el pronóstico de la transformación digital del sector construcción post pandemia?

Aún es pronto para decir con certeza cuáles serán las tecnologías que permanecerán después de la pandemia; no obstante, podemos animarnos a señalar cuáles seguirán siendo igualmente útiles por un tema de ahorro de costos y tiempo en los proyectos. El uso de drones para inspecciones previas a las licitaciones se seguirá viendo en el contexto post coronavirus, ya que permitiría ahorrar tiempos y costos de viajes significativos. También es posible afirmar que muchas de las tecnologías que apuntan a mejorar la gestión de salud y seguridad en el trabajo se mantengan pasada la pandemia.

Abrir chat
Contáctanos
¿Listo para dar el paso a la digitalización? ¿Cómo podemos ayudarte?