En la siguiente situación hipotética, a tres personas se les ha encargado hacer un trabajo en equipo. Pero debido a que no pueden reunirse para realizarlo, se han dividido el trabajo y se ha asignado un aspecto de este a cada participante. Todos saben de qué trata el trabajo en conjunto, y sólo se reunirán una vez para unirlo todo, antes de presentarlo al cliente.

En esta situación ¿qué cree que ocurrirá? Lo más probable es que haya errores. Y es que no ha existido un trabajo colaborativo detrás. En consecuencia, cada quién ha hecho lo que le correspondía sin tener en cuenta los hallazgos de los otros. Como resultado, el trabajo final puede carecer de coherencia, tener contradicciones, errores, desactualizaciones, etc.

Producto de esta falta de colaboración entre los involucrados, lo más probable es que el trabajo deba ser rehecho. Esto acarreará perder tiempo, dinero, etc.

En el ejemplo dado, mantener un flujo de trabajo conectado hubiera sido la solución. Y, este flujo colaborativo también es importante cuando hablamos del sector de la construcción. Si todos no pueden asistir a las reuniones o estar presentes en el campo, es importante contar con una plataforma de trabajo que permita a todos los involucrados conocer lo que está haciendo el otro y, de esa forma, acceder siempre a información actualizada del proyecto.

Flujos de trabajo conectados ¿Qué son?

La transformación digital en procesos constructivos es un factor clave para evitar la pérdida de información, comunicación, y mejorar los flujos de trabajo. Como parte de ella, es necesario hablar de los flujos de trabajo conectados.

Los flujos de trabajo se emplean para facilitar coordinar tareas entre los diferentes involucrados. En esta línea, si hablamos de flujos de trabajo conectados, no hay que esperar a que un involucrado termine y entregue su parte del trabajo, modificaciones etc. para visualizarla, sino que, en tiempo real estas actualizaciones o cambios pueden verse por todos los miembros del equipo. De esa forma los datos fluyen, no se pierden y se evitan errores por trabajos duplicados o por omisión de información.

Características del flujo de trabajo conectado

Existen tres atributos que facilitarán el flujo de trabajo conectado. Estos son optimización, integración y transparencia. La automatización facilitará que los datos estén actualizados y sincronizados en todos los sistemas que se empleen. La integración facilitará que todas las plataformas trabajen en conjunto, evitando duplicaciones. Finalmente, la transparencia contribuirá a que exista una única fuente de verdad a la que puedan acudir todos los involucrados.

Beneficios de los flujos de trabajo conectados

La transformación digital en procesos constructivos, como la implementación de flujos de trabajo conectados, traen muchos beneficios a los proyectos, por ejemplo:

  1. Mejorará la eficiencia en obra en hasta un 50%.
  2. Se minimizan los errores humanos; así como la pérdida de información.
  3. Facilitan la auditoría de proyectos.
  4. Mejora la comunicación del equipo.
  5. Agiliza la colaboración entre todos los involucrados en el proyecto.

Un software de pre-construcción para un flujo de trabajo conectado

Implementar un software de pre-construcción es clave para acabar con los flujos de trabajo desconectados. Esta tecnología, para el sector, aportará los siguientes beneficios:

  1. Asegurará que toda la información sea accesible a través de un sistema integrado. Esta solución facilitará que todos los datos estén en un solo lugar; así serán más fáciles de encontrar, procesar y evaluar.
  2. Toda la información se ubicará en un solo lugar, de esa forma no habrá más datos perdidos y se asegurará de que cualquier información de la fase previa de la construcción permanezca intacta al llegar a los jefes del proyecto en el campo.
  3. Los detalles sobre todos los problemas del proyecto estarán disponibles, estos facilitarán que la o las personas encargadas de crear las RFI (request for information) puedan hacerlo sin perder nada.
  4. Se evitan errores de comunicación y errores respecto al intercambio de datos. De esa forma, el proyecto no se retrasa ni excede el presupuesto.
  5. Permiten comprender y anticipar los cambios y cómo éstos afectarán el proyecto, para de esa manera tomar decisiones inteligentes, en el momento adecuado.

Para integrar un software de pre-construcción, es importante dotar a todo el equipo de los equipos que permitan el uso y seguimiento de esta tecnología.

¿Está listo para la transformación digital de sus procesos constructivos? ¡En Digital Bricks podemos ayudarlo! Contáctenos para presentarle nuestros servicios, software de construcción, capacitaciones disponibles, y todo lo que su empresa necesita para dejar atrás sus flujos de trabajo desconectados.